lunes, 15 de junio de 2009

JAY GREENBERG




Este adolescente aún no ha cumplido los 18 años y ya se habla de él como uno de los grandes genios de la música, comparable a MOZART. Sólo tenéis que pinchar en este enlace y escucharéis una música de un nivel altísimo, gran belleza y una madurez que nada tiene que ver con su edad. El niño , ahí donde se ve , con acné, sin saber el significado de palabras como "botellón" y probablemente sin haber tenido ni medio revolcón con el sexo contrario ha compuesto cerca de 500 obras, entre ellas 6 sinfonías,(hago un paréntesis para recordar que Beethoven escribió 9 sinfonías) 12 sonatas para piano, 3 conciertos para piano y orquesta , obras para violín, viola, percusión, saxofón, etc....


Todo un prodigio que cuando todavía no se sostenía bien de pie y probablemente aún usaba dodotis para dormir , dibujó un violonchelo y le pidió a sus progenitores que se lo compraran. Los padres, ya conocedores de lo que tenían en casa, acudieron raudos y veloces a una tienda de música en donde adquirieron un violonchelo infantil y el niño, allí mismo y con cara de enamorado le extrajo sus primeras notas para espanto de los vendedores de la tienda -puedo imaginarme la situación perfectamente porque me me dedico a ello- que se quedarían boquiabiertos y en busca de palabras adecuadas difíciles de encontrar para comentar aquella situación tan inusual.

Empezó a estudiar violonchelo y como no satisfacía plenamente sus inquietudes intelectuales aprendió a tocar el piano de forma autodidacta. A los 10 años una de las más prestigiosas escuelas de música del mundo , la JULLIARD SCHOOL , lo descubrió y le concedió una beca para que pudiera estudiar con los mejores profesores. Cuenta su profesor de piano y composición SAMUEL ZYMAN , uno de los más afamados del mundo, en una entrevista para "60 minutes", Ya en aquel tiempo yo casi no podía tocar lo que él componía, porque era demasiado complicado. Un día me sorprendió tocando una sinfonía de Beethoven, de atrás hacia adelante, y no fui capaz de seguirlo.” Estamos hablando de un prodigio a nivel de los mayores prodigios de la historia en el área de la composición, como Mozart, Mendelssohn y Saint-Saëns. JAY GREENBERG aquí ahora, mientras hablamos , podría componer una sonata para piano en 25 minutos, delante nuestro y sería una gran obra musical. Es un fenómeno raro. Para componer es preciso saber las notas de cada instrumento, el ritmo, las entradas, etc. ¿Cómo componer para arpa y oboe? Tener la certeza de que no es para tocar en piano, etc. Es preciso dominar centenas de millares de bits de información para lograr una pieza musical."


Escribe sus obras del tirón , sin ningún instrumento , sin tachaduras y sin releer lo que escribe porque sabe con seguridad que todo está correcto. Es capaz de escuchar 3 obras diferentes en su cabeza al mismo tiempo "No se de donde viene la música, pero viene completamente escrita, como siendo tocada por una orquesta en la cabeza. Cada instrumento viene por si mismo, como si ellos necesitaran hacerlo. Es como si mi subconsciente diese órdenes con la velocidad de la luz. La oigo tal cual es, como si alguien ya la hubiese escrito." dice JAY en una entrevista. Le gusta pasear cuando compone para caminar al ritmo de la música. Tiene que ser todo un espectáculo verle caminar por la calle, tarareando al ritmo de la música y dirigiendo la orquesta con sus manos y su imaginación. Él mismo lo cuenta en este enlace . http://cosmos.bcst.yahoo.com/up/player/popup/?rn=49750&cl=1516774&ch=


Pero lo más importante de todo es que su música es magnífica, de una gran calidad comparable a los grandes genios de épocas pasadas . Su 5ª Sinfonía, la cual compuso a los 13 años cuando se aburría en sus horas de clase, está considerada como una de las obras más importantes de todos los tiempos , ha sido grabada por la Sinfónica de Londres en el 2006 bajo el sello SONY Clasical con el que tiene un contrato en exclusiva desde entonces y diferentes orquestas sinfónicas de todo el mundo han interpretado sus obras en grandes teatros y salas de conciertos como el Carnegie Hall. Firma sus obras con el seudónimo de "BLUEJAY".
Hay muchos niños prodigio por el mundo y en la música unos cuantos pero como este caso creo que no hay ninguno hasta el momento.
Pinchando aquí se pueden ver varios vídeos de JAY GREENBERG.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

alucinante
Ana

Fernando del Busto dijo...

¿Estás segura que no ha tenido ni un revolconcillo? Con esa carrera...

Mar Norlander dijo...

No se puede tener todo en la vida asi que apostaría a que no.